Mitos de la educación canina negativa

por | Nov 23, 2020 | Adiestramiento | 0 Comentarios

¿Has adoptado un perro y estás pensando en cómo llevar a cabo su educación?

Muy a menudo se oye la distinción entre “disciplina positiva” e “disciplina negativa”,

¿pero esa es realmente la pregunta?

Educar a tu perro con adiestramiento negativo

La educación en negativo de los perros consiste en un sistema de castigos y reforzamientos negativos. Este tipo de adiestramiento suele estar relacionado con el maltrato animal por los más amantes de los animales. Sin embargo, es un concepto que hay que matizar.

Ejemplos de trucos de adiestramiento negativo:

  • ¿Tu perro te está mordiendo o no quiere soltar un objeto? ¿No responde al típico “suelta”?
    Introducir un dedo en la boca del perro entre las dos caninas de abajo y tocarle el freno de la lengua, el perro se sentirá incomodo y soltará el objeto. No te preocupes, no te puede morder, la dentición de los perros hace que no hay ningún peligro para tus dedos.
  • ¿Tu perro tira la correa al pasear?
    Arreglar este tipo de problema es tan sencillo como dar la vuelta llevándote a tu perro (¡sin tirones!) cada vez que empieza a tirar. El perro asociará el “tirar” al “no poder ir donde quiero”.
Perro dando la patita
  • Otro tipo sencillo de reforzamiento negativo es el “No” o el “Mal” (obviamente, ¡Sin enfados ni gritos!). El “No” para un perro es una indicación de lo que no está haciendo bien para que el mismo pueda corregir su conducta.
Un perro matriculado

¿Considerarías estos métodos como maltrato?

El “castigo” negativo no puede ser, en ningún caso, un castigo físico o violento. El “No” de enfado tiene que reservarse para ocasiones muy especiales (mordiscos, agresividad, robo), y se tiene que privilegiar el “No” indicativo, con una voz suave y un tono amigable:
“No mi chico, no vayas por allí, esto no está bien”. El “No” indicativo es un consejo, una recomendación para tu mejor amigo.

Un perro equilibrado y educado es un perro que piensa por sí mismo

Antes de pensar en enseñar conductas especificas a tu perro (sienta, tumba etc.) tienes que asegurarte de su desarrollo cognitivo. Un perro que aprende a pensar y resolver problemas por si mismo, es un perro equilibrado y capaz de resolver casi cualquier situación. Un perro equilibrado es un perro capaz de gestionar emocionalmente un “No” y entender que su dueño actúa por su bien. Para favorecer el desarrollo cognitivo de tu perruno puedes utilizar técnicas muy sencillas basadas en juegos y utilización del olfato. Son herramientas muy poderosas a la hora de ayudar a tu perro a aprender a pensar por sí solo.

Aquí te ponemos unos ejemplos:

  • Juegos de escondite: puedes esconderte en casa o en un parque, o esconder sus juguetes favoritos o chuces e invitar a tu perro a buscar. Le permitirá aprender a pensar por si solo y con el tiempo tu perro entenderá que para resolver la situación tiene que investigar la casa para encontrar su juguete, y que ladrar o morder objetos no resolverá el problema
  • Poner una chuche dentro de una toalla enrollada: tu perro tendrá que pensar en cómo desenrollar la toalla para coger su chuche. Al principio puede ser desastroso, el perro intentará morder la toalla, lanzarla por toda la casa, destruirla etc, pero con el tiempo entenderá que tiene que tranquilizarse y pensar para solucionar el problema.
  • Juegos de olfato: hacer una línea en el suelo con chuches, coger a tu perro entre tus piernas con correa al principio de la línea, y dejarlo avanzar y coger las chuches. Si el perro se pone muy nervioso al ver las chuches, intentará cogerlas muy rápido y comerá una chuche de cada 3. Cuando llegues al final de la línea, enseña a tu perro las chuches que no ha podido coger, con el tiempo entenderá que para coger todas las chuches tiene que ir más calmado y relajado. Un perro capaz de gestionar sus emociones es un perro equilibrado y capaz de reaccionar de forma adecuada en caso de situaciones complicadas.
Cachorros Husky Siberiano disponibles

Un perro equilibrado es un perro capaz de pensar por sí solo y resolver soluciones, capaz de gestionar sus emociones (nervios, estrés, felicidad, enfado…) y capaz de gestionar emocionalmente una situación negativa (o un simple “no”).

Husky en la piscina

Un perro con buen desarrollo cognitivo:

  • No tiene ansiedad por separación: será capaz de entender que no hay nada insuperable al estar solo unas horas, que su dueño acabará volviendo, será capaz de gestionar sus emociones y tranquilizarse
  • No es agresivo: es capaz de reaccionar de forma adecuada en casi cualquier tipo de situación. Entenderá la reacción y las intenciones de otros perros y evitará las confrontaciones innecesarias
  • No es miedoso: es capaz de entender lo que es peligroso y lo que no, es capaz de gestionar la mayor parte de sus miedos de forma autónoma
    Es cariñoso: un perro equilibrado quiere a su dueño, lo respeta y lo ve como un ejemplo. Es capaz de entender que todo lo que se hace, se hace por su bien y su felicidad.
Esta forma de educación canina se denomina sistema “cognitivo-emocional”, se basa principalmente en el desarrollo cognitivo del perro, la gestión de sus emociones y la conexión emocional que tiene con su dueño. Utiliza reforzamientos positivos y negativos moderados, siempre favoreciendo como reforzamiento positivo la relación de respeto y amor con su dueño.
“Tu perro actúa porque te quiere”
Últimas Entradas
Cómo cuidar el pelo del Husky Siberiano

Cómo cuidar el pelo del Husky Siberiano

Los Huskys son una raza que precisa de una atención esmerada en el cuidado de su pelaje para mejorar su apariencia y garantizar su seguridad y comodidad. Te enseñamos patrones básicos de limpieza y algunos trucos de los mejores profesionales especializados en Huskys.

Tres cachorros de husky siberiano

Nueva camada

Más información

Llamar: 609 732 211

Mensaje enviado con éxito